Archive for the Televisión Category

Gran Hermano.

Posted in Televisión with tags , , on febrero 4, 2010 by polaryotro

Telecinco sigue explotando su gallina de huevos de oro. Al igual que ya hiciera Cuatro con “Fama, a bailar”, los de telecinco han “creado” un nuevo Gran Hermano con concursantes antiguos (a ver cómo les sale esta vez la jugada a los de la cadena vecina con su reallity estrella…)

La idea, en principio, está bien; a la mayor parte de los seguidores del programa nos apetece ver cómo vuelven a entrar participantes míticos de todas las ediciones en una misma casa. El problema viene cuando estos participantes están cortados por el mismo patrón. Telecinco ha tirado de lo que sabe que vende: los polemistas del enfrentamiento y el sexo.

La historia de amor, sexo, odio e insultos entre Arturo e Indhira protagonizada en este último Gran Hermano ha sido la revelación de la temporada. Por eso, los dos participantes no podía faltar. El resto, más de lo mismo. Historias de amor acabadas (tirando más al final malo que al bueno) como la de Raquel y Noemí e, historias de insultos como las de Nicky y Bea, la legionaria.

Personalmente, me hace gracia un perfil tipo “Bea, la legionaria” con su verdulerismo por bandera y, algo de amor-sexo tampoco viene mal pero, ¿por qué sólo éso? Todos los años, cuando comienza una nueva edición disfruto viendo los “frikis” que han entrado y, por eso, esperaba que en este “Gran Hermano remix” abundasen, por llamarlos de alguna manera, los concursantes peculiares. Pero, muy a mi pesar, no hay ni uno.

Cómo hubiese disfrutado yo con un Gran Hermano con los participantes que propongo a continuación:

1. Ana Toro. Ésta estaba como una cabra, sin exagerar. Levantaba la pierna como nadie  y bailaba con una fregona. Y, por supuesto, nunca olvidaré ese humor tan peculiar en el que disfrazada de Isabel la Católica le hablaba a su marido (un muñeco hecho por ella misma) Ah, y mítico el día en que Mercedes Milá les mandó callar y ella le ladró como si fuese un perro.

2. Carolina. La sorpresa de este año. La Drag Queen de Madrid con piel negra. La de la plancha y frases recurrentes. La más cotilla y mari de la historia de gran hermano. Carolina es demasiado grande (como su cuerpo) y por eso sus frases ya son míticas. “La cebolla cari, la cebollaaaaaaaa”.

3. Mimi. La friki del manga. Con sus chillidos y sus tonterías de niña insoportable. Agobiante, pero genial. Y cuando hablo de Mimi también lo estoy haciendo de Mamen, la de las tetas gigantes, la única que le siguió el rollo totalmente y descubrió al entrar en la casa que era igual de friki que la otra. “Pikachu ven a míiiii!!”.

4. Fresita. Gracias a Dios que ganó. Esto sí es justicia. Había que premiar a alguien que gritaba “Salou es mío” y lloraba porque una vaca quería aplastarla.

5. Mirentxu. La abuela de España, la que se hizo amiga y madre de todos los frikis de ese gran año (incluida Ana Toro) y, por supuesto, la que se estampó con el suelo del jardín tras tomar unas copitas de más.

6. Li. La china estuvo poco, pero era del tipo de Mimi, friki a más no poder. Y su cara china la acompañaba bastante. Una pena que no la dejaran haber dado más de sí en el concurso.

7. Rebequita. Ésta está loca, pero sin exagerar. En vez de entrar a Gran Hermano tendría que haberse ido directa a un psiquiátrico. Pero, oye, la chica entró en la casa y a mí, aunque sea odiada por media España y una parte de Portugal y otra de África, me encantó. Valor de entrar con una muñeca con esa boca… ¿Y quién puede olvidar esos momentos en los que ida completamente hablaba sola? yo, señores, no puedo ni debo…

8. Javier Palomares. De este no tengo nada que decir, sólo recordaré su frase mítica: “soy una cabraaa”.

O, si no, si querían bronca, que hubiesen metido a Javier, que ése sí que insultaba como nadie… Qué crack, pero crack repulsivo, odioso y adictivo.

Pues eso, que este nuevo GH no me ha gustado mucho.

Petación TV. (15+3)

Posted in Listas, Televisión with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on julio 31, 2009 by polaryotro

A continuación, los 15 maromos de series de televisión. Los tres puestos últimos están fuera de la lista, pero tenían que aparecer de alguna forma. El 18 y 19 porque son de ese tipo de hombres que da vergüenza reconocer que te gustan (pero con estas fotos cómo no van a gustar) Y el 17 porque no entró en la lista por desconocido pero este chico español tiene madera para despuntar y subir puestos con el paso de los años.

18. Ian Ziering (Sensación de vivir):

Ian Ziering

17. Josh Holloway (Lost):

josh-holloway

16. Álex García (Amar en tiempos revueltos):

alex garcia

15. Pen Badgley (Gossip Girl):

El típico niñato guapetón que no dice nada, pero luego empezó a descamisarse y empecé a pensar en él. Mucho.

penn-badgley

14. Stephen Moyer (True Blood):

Tiene algo, tal vez sea el lado vampírico de Bill o, para ser más simples, seguramente será que cuando se quita la camiseta no podemos dejar de mirar. Si no fuera por su cara (que tiene algo que no convence del todo) estaría entre los primeros mejores pechos de la historia.

stephen-moyer

13. Luke Perry (Sensación de vivir):

El malo malote de la pandilla de pijotas de los 90 que también ponía malote.

Luke Perry

12. Adewale Akinnovoye (Lost):

No es guapo pero esos brazos, ese torso y esa barriga… esa cara de “te vas a enterar” y esa piel lo colocan entre mis preferidos. Y no está más cerca del 1 por los prejuicios sobre la belleza pero se lo merece, en realidad. Una injusticia este puesto.

l35faf13a0000_1_15738

11. Patrick Dempsey (Anatomía de Grey):

Es de ese tipo de hombres que son guapos por naturaleza, pero además es atractivo. Su personaje en “Anatomía…” ha incrementado esa leyenda urbana de que los médicos son sexys. Serán sus ojos, su sonrisa, no sé lo que será pero, al fin y al cabo, es.

PatrickDempsey11_400

10. Jeffrey Dean Morgan (Anatomía de Grey):

Por estas cosas sería bonito ser médico, para cuidar a un enfermo como Denny Duquette. Tal vez sea por ese aire a Javier Bardem o por esa barba o por lo adorable que era Denny, pero sea por lo que sea Jeffrey Dean Morgan entra en el top 10.

Jeffrey-Dean-Morgan2

9. Thomas Calabro (Melroseplace):

Era el más malo de Melroseplace (de los hombres, las mujeres le ganaban en maldad) pero el más guapo y encantador. Por eso, quizás, se casó con media serie. Si a mí me propusiera matrimonio no me lo pensaría.

Final9062-434x282

8. Alexander Skarsgard (True Blood):

Definitivamente si un vampiro así me intenta morder le dejo mi cuello y todo lo que quiera. Y da igual que Eric tenga el pelo largo o corto, de todas las formas me gusta.

ALEXANDER SKARSGARD

7. Jeremy Sisto (A dos metros bajo tierra):

¿Por qué quiero un loco en mi vida? porque quiero a Billy, el hermano bipolar de Brenda en “A dos metros bajo tierra”, con sus melenas rizadas y su barba. Quiero que se me presente con una navaja, se corte el tatuaje y me haga un book fotográfico después.

Jeremy Sisto2

6. Robert Scood Speedman (Felicity):

Cuando Felicity se cortó la melena rizada la serie empezó a morir, pero siempre nos quedará Robert Scood Speedman, el rubio con sonrisa encantadora y cuerpo de deseo. Es de ese tipo de hombres con los que sólo puedes caer rendido a sus pies.

Robert Scott Speedman

5. Callum Blue (Tan muertos como yo):

Delgadito, guapo y desgarbado. Tres características que me encandilan. En “Tan muertos como yo” interpretaba a un yonki que, inevitablemente, acabé amando.

Callum Blue

4. Julian McMahon (Embrujadas):

Hay una imagen en la historia de la televisión que siempre recordaré: Cole luchando sudoroso con Phoebe en el sótano de la casa de las tres brujas. Luego están las del cirujano putero de Nip Tuck, con “experiencias” gays incluidas, pero por mucho que ahora se desnude Julian siempre será Cole, el malvado demonio de embrujadas. El demonio por el que todo el mundo querría dejarse vencer por el mal. Iba a ser el 3, pero el siguiente de la lista pisa fuerte.

JM-julian-mcmahon-3591468-793-1000

3. Félix Gómez (Herederos):

El único español de la lista, y cómo no, posicionado en el top 3. Tiene algo de estrabismo pero eso no impide que su imagen nos lleve a no poder despegar los ojos de la pantalla. Salió en “Al salir de clase” pero fue con Jacobo, el hijo bisexual de Concha Velasco en “Herederos”, cuando me di cuenta de que Félix nunca podría salir de mi vida.

Los+Abrazos+Rotos+Broken+Embraces+Madrid+World+3GAwZZShDx6l

2. Peter Krause (A dos metros bajo tierra):

Cuando ves “A dos metros bajo tierra” piensas, “podía morirse alguien cercano a mí y estaría muy feliz”. Todo para que Nate te atienda en su funeraria y llenes el suelo de babas. Peter Krause es un sueño húmedo, sobretodo cuando sonríe y se quita la camiseta. Es el segundo mejor pecho de la televisión, con el permiso del número 1 de la lista.

HP Portrait Studio

1. Matthew Fox (Party of five):

Para casi todo el mundo es el médico potentorro con tatuajes y camisetas sudorosas de Lost, pero antes encarnó a Charlie, el hermano mayor, irresponsable e inestable de “Party of five”. Desde entonces ha sido mi amor oculto adolescente. Todavía quiero que el Matthew zarrapastroso y desgarbado con barba de tres días, pelo largo enmarañado y camisas de cuadros abiertas me atrape entre sus brazos. Ninguno más que él podía ocupar el puesto 1. (a pesar de haberse vuelto metrosexual y haber caído en la anorexia este último año)

Matthew Fox

Top 10 de los mejores personajes de ficción.

Posted in Listas, Televisión with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , on julio 29, 2009 by polaryotro

10. Heidi (Heidi): No podía faltar la niña que acompañó mi infancia y adolescencia y, por qué negarlo, también me acompaña en la actualidad.

MEJOR MOMENTO: Heidi viendo visiones en Frankfurt deseando volver con su abuelo.

PEOR MOMENTO: los ataques pro-naturista y defensa de animal que le dan.

Heidi12

9. Lydia (Al salir de clase): ha sido la mala malísima por excelencia del culebrón adolescente español, Lydia era mejor que la mala de María (la hijísima de Rocío Durcal), más perversa y con una lengua más dañina.

MEJOR MOMENTO: sus caras de “de esta te acuerdas”.

PEOR MOMENTO: cuando imcomprensiblemente se vuelve buena y quiere remediar todo el mal que ha hecho (¿se ha visto algo más patético en la televisión española? sí, el final de “Los Serrano” y la salida de Aída de “Aída”, pero lo de Lydia también es muy fuerte).

cristina-castano

8. Hillary Banks (El príncipe de Bel-Air): egocéntrica, malcriada y pija a más no poder. La más grandiosa de todos los que rodearon a Will Smith.

MEJOR MOMENTO: Hillary llorando con el vestido de novia tras presenciar en video la muerte de su prometido cuando saltaba haciendo puenting.

PEOR MOMENTO: lo inaguantable que puede resultar a veces.

Hillary1

7. Daria (Daria): El mejor personaje de dibujos animados, inteligente y sarcástica.

MEJOR MOMENTO: sus diálogos y su look.

“- Daria, ¿¿¿qué haces en la cama si la casa se incendia???
– Viendo si las sábanas son de combustión lenta”.

PEOR MOMENTO: Daria no tiene de eso.

DARIA

6. Claire Fisher (A dos metros bajo tierra): simplemente es grande.

MEJOR MOMENTO: sus caras de asco y los diálogos con su madre.

PEOR MOMENTO: cuando deciden emparejarla con su compañero de trabajo (no puede ser verdad… ¡Billy, haz algo!)

claire_fisher

5. Steve Urkel (Cosas de casa): la serie popularmente se acabó llamando como él, así que no hay más que decir. Durante mi infancia Steve era mi ídolo.

MEJOR MOMENTO: la frase “¿he sido yo?”.

PEOR MOMENTO: Steve transformado en Stefan y cuando acaba casado con Laura (increible pero cierto).

FAMILY MATTERS

4. Stewie Griffin (Padre de familia): tan cabrón, psicópata, violento y gay como ningún otro personaje. Padre de familia es Stewie y su familia.

MEJOR MOMENTO: Stewie maltratando hasta la saciedad a “su” perro.

PEOR MOMENTO: cuando aparece de adulto con ese cabezón…

stewie_evil

3. Kimberly Shaw (Melrose Place): Ha sido la mala malísima del vecindario pijo (con el permiso de Samantha y Sydney, que le pisaban los talones pero sin la magia y el carisma de la pelirroja).

MEJOR MOMENTO: Kimberly fuera de sí intentado hacer estallar, con una bomba entre sus manos, el edificio.

PEOR MOMENTO: su salida de la serie.

locas01kimberly

2. Willow Rosenberg (Buffy cazavampiros): Willow es de esos personajes que van evolucionando y creciendo con el paso de los años y temporadas pero a la que se la quiere igual tanto al principio como al final. Empezó siendo la amiga pardilla y empollona y acabó como la verdadera protagonista encubierta de la serie.

MEJOR MOMENTO: cuando acude cual yonkie a por su dosis de magia.

PEOR MOMENTO: cuando acaba emparejada con un “proyecto-cutre” de cazavampiros (si Tara levantara cabeza…).

Willow_Rosenberg

1. BRENDA CHENOWITH (A dos metros bajo tierra): es el personaje por excelencia. A lo largo de las cinco temporadas que dura la serie Brenda nos hace reír, llorar y amarla y odiarla a partes iguales; una borderline tan jodida como la vida misma.

MEJOR MOMENTO: sus locuras sexuales de la segunda temporada.

PEOR MOMENTO: cuando casi “desaparece” de la tercera temporada.

BRENDA

Y una mención especial (puesto de honor):

Phoebe Buffay (Friends): La más particular y esquizofrénica de la pandilla más famosa de treintañeros de la televisión.

MEJOR MOMENTO: Phoebe cantando con su guitarra.

PEOR MOMENTO: Eso no lo recuerdo…

Phoebe

Russian Red

Posted in Música, Opinión, Televisión with tags , , , , , , on enero 16, 2009 by polaryotro
russianred_101
La primera vez que me topé con Russian Red fue en una entrevista para una revista musical. No sabía qué carajo de música podía hacer la tal Lourdes Hernández pero viendo lo que leí me pude imaginar más o menos de qué iba el tema: una indie-guay con pose lolita underground – buf, podíamos innovar un poco – pensé, y ni siquiera se me pasó por la cabeza descargarme el disco. Aunque como siempre me sucede en estos casos me pareció una chica, por lo menos, cómica. Y es que todos los indies-guays que abundan hoy en día en nuestras bibliotecas, museos y pubs de moda con sus comportamientos cools, flequillos simétricos y chapas sobre camisetas coloridas me resultan sumamente repulsivos y extremadamente interesantes a partes iguales. ¿Cómo no me iba a gustar una chica que respondía de forma tan irónica y egocéntrica (tan guay y cool, en definitiva) a las preguntas que la revista le lanzaba? “Mi padre no cree en las casualidades” soltaba por su boca la niña pintalabios cuando le decían “Casi todos los comentarios que aparecen escritos sobre ti en revistas musicales hacen referencia a que eres una chica muy guapa, ¿crees que eso sucede por casualidad? o a la cuestión de “Por cierto, ¿cuántas compañeras de clase en la universidad de esas que dan gritos en la primera fila de tus conciertos saben quién es Hope Sandoval o Feist?” ella contestaba con otra pregunta “¿Viene gente de la universidad a verme a los conciertos? – Ahí lo llevas, sí señora, eres una crack – Pero por mucha crack que fuera mis neuronas pasaron de escuchar su música y me fui con otros temas que, en aquel momento, me parecían más interesantes.
Hasta que un día, por pura casualidad, escuché el primer single, “They don’t Believe”, de su primer y único (hasta la fecha) disco. Russian Red – cómo me sonaba aquel nombre… Y es que su d.n.i. es demasiado “cateto” y garrulo para ella, así que se autorebautizó (yo me lo guiso, yo me lo como) con el nombre de un “bonito” pintalabios (memorable verla explicar el por qué de la elección del nombre artístico). Y con su pintalabios en mano y unas grandes gafas (que por lo que parece en realidad no necesita) aparece en las fotos promocionales de su cd, fotos en las que no puede caber la menor duda de que son tan modernísimas (quizás un poco menos) que ella. “I love your glasses” es el título de su puesta de largo, toda una declaración de intenciones. Ahora para estar en la onda tienes que llevar unas gafas de pasta de dimensiones gigantes y fotografiarte con “casuales” poses con ellas puestas (sí, es muy cool, sólo le veo un pequeño problema y es que lo de las gafas ya estaba inventado. En los 90 Lisa Loeb ya iba con sus culo de vaso gafotas pero, claro, por aquella época era una cateta, ahora es todo distinto. Deberíais formar una religión sobre sus lentes todos los gafapastas del siglo XXI, en serio).
Lo peor de todo es que Lourdes (perdón, Russian Red) se empeña en hablar en público en los medios de comunicación y entonces mi odio aumenta a dimensiones tales que me gustaría taparle la boca con un esparadrapo y liberarla de él cuando únicamente se decidiera a cantar y nada más. Por mucho que quiera engañarnos, por muy moderna y popular que sea en realidad es la típica niñata pardilla empollona que estaba en tu clase en la E.G.B. Sí, esa niña con el pelo enmotecido y que no hablaba con casi nadie, esa rara de toda la vida y que ahora se ha vuelto tan guay que se cree la reencarnación de la animadora de instituto americano y a la que todos tenemos que besar y limpiar el suelo que pisa (eso sí, animadora pero fomentando su “distintividad” porque “soy guay porque soy diferente e intelectual”).
Y con su cara de lerda y su voz estridente se queda tan fresca cuando suelta en los medios de comunicación que ella nunca quiso ser cantante y que tampoco tiene claro si quiere seguir en esto de la música. – Sí, mira, y entonces ¿por qué te creas my space y subes tus canciones y aceptas grabar un cd?, ¿por qué no terminas tu carrera universitaria si no tienes claro que lo tuyo sea la música? – La cuestión es que es muy molón creerse un Kurt Cobain del nuevo siglo y negar la evidencia. Nunca fue tu intención dedicarte a la música y tener éxito y, por supuesto, tampoco lo buscate pero haces presentaciones en El Hormiguero y tu canción suena en un anuncio de helados. Y esto nos lo tenemos que tragar mientras pones esa cara de imbécil sonriendo con tus labios pintados de Russian Red. Los guays de toda la vida, los populares por derecho propio, son abominables pero peor son los pardillos que se transforman en guays.
Esto iba a ser una crítica musical en la que describiría la preciosa voz de Russian Red y lo intimistas y buenas de sus composiciones pero eso ya está muy dicho. Y solamente puedo decir que “I love your glasses” es uno de los mejores cds del 2008 y que soy gran fans de ella, creo que de esto último no hay ninguna duda.
Por supuesto yo también soy un pardillo con el pelo enmotecido que se cree muy guay por escribir este intento de “crítica”.